Autismo

Autismo

Hemos estraido tal como se publica, la información que nos introduce al autismo de “Office of Superintendent of Public Instruction (Oficina de la Superintendencia de Enseñanza Pública)” de Estados Unidos, publicada en el 2003.

Trastornos del espectro autista

Uno de los aspectos más básicos de la determinación de los enfoques y metodologías que habrá que seguir en el tratamiento de un niño con un trastorno del espectro autista es adquirir conocimientos profundos y específicos del niño. Por lo tanto, comenzaremos por definir los trastornos del espectro autista.

Los trastornos del espectro autista consisten en un conjunto de grupos de discapacidades incluidos en el Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, Fourth Edition, Text Revision (DSM-IV-TR) bajo el encabezado Pervasive Developmental Disorders (Trastornos Generalizados del Desarrollo). Los Trastornos Generalizados del Desarrollo se caracterizan por discapacidad avanzada y generalizada en varias áreas del desarrollo, incluso las destrezas de interacción social recíproca, las destrezas de comunicación o la presencia de conducta, intereses y actividades estereotipados. A continuación se enumeran los cinco grupos de discapacidades abarcados bajo Trastornos Generalizados del Desarrollo.

trastornos

Los trastornos del espectro autista incluyen tres de los cinco Trastornos Generalizados del Desarrollo los cuales son trastorno autístico (autistic disorder), síndrome de Asperger (asperger’s síndrome) y trastorno generalizado del desarrollo no especificado (pervasive developmental disorder-not otherwise specified). El término trastorno del espectro autista implica que los tres trastornos comparten características comunes, pero que también poseen cualidades singulares que facilitan que cada uno tenga su propio diagnóstico diferencial. Por consiguiente, la gravedad de la discapacidad varía en cada individuo y entre un individuo y otro con diagnóstico de uno de los trastornos del espectro autista.


Trastornos del espectro autista (TEA): Autismo, Síndrome de Asperger, Trastorno generalizado del desarrollo sin especificar.


Autismo/trastorno autístico


A los niños con autismo les resulta considerablemente difícil la interacción social, la comunicación expresiva y receptiva y exhiben patrones de conducta, interés y actividades restringidos, repetitivos y estereotipados. El comienzo del autismo es evidente antes de la edad de tres años, con pruebas de retrasos o funcionamiento anormal en interacción social, lenguaje o juego simbólico.


Síndrome de Asperger


Los niños que padecen el síndrome de Asperger tienen dificultades considerables en la interacción social y exhiben patrones de conducta, interés y actividades restringidos, repetitivos y estereotipados. El síndrome de Asperger causa discapacidad clínicamente significativa en los aspectos sociales, ocupacionales y otras áreas importantes del funcionamiento. A diferencia del trastorno autístico, la gente que padece el síndrome de Asperger no presenta demoras clínicamente significativas en cuanto a adquisición del lenguaje, aunque puede haber déficit en el empleo práctico del lenguaje y en las destrezas para la comunicación social. Además, los estudiantes que padecen el síndrome de Asperger no demuestran demoras cognoscitivas durante los primeros tres años de vida.


Trastorno generalizado del desarrollo no especificado

La categoría de trastorno generalizado del desarrollo no especificado se aplica cuando un niño no cumple los criterios de otras discapacidades, pero demuestra una deficiencia extensa y generalizada en el desarrollo de las destrezas de comunicación o interacción social o la presencia de patrones de conducta, intereses y actividades restringidos, repetitivos o estereotipados.

Características asociadas con los trastornos del espectro autista


Los trastornos del espectro autista son discapacidades con muchas variaciones en los síntomas o características de la conducta. Además, las habilidades, inteligencia y conducta a través de esos indicadores varía considerablemente entre las personas que padecen trastornos del espectro autista. Es decir, algunas o todas las características asociadas con los trastornos del espectro autista pueden observarse en una variedad de formas que abarcan desde leves hasta muy avanzadas. Por ejemplo, algunos niños no hablan; otros poseen un lenguaje limitado. Los que poseen destrezas lingüísticas más avanzadas tienden a usar un margen limitado de temas y además se les dificultan los conceptos abstractos y la destreza para utilizar lenguaje pragmático.

En general también son evidentes las destrezas de juego repetitivo, una gama limitada de intereses y destrezas sociales deficientes. También son comunes las respuestas inusuales a la información sensorial, como los ruidos fuertes, las luces y ciertas texturas de la comida o las telas. Debido a que tres de los grupos de discapacidades incluidos en los trastornos del espectro autista son síndromes (es decir, una colección de síntomas), diferentes niños presentan características marcadas con diferentes grados de disfunción.

Cada niño tiene su propio nivel de desarrollo, diferente de los demás niños. Cada niño estará preparado para aprender ciertas destrezas a diferentes edades.


Entre todas las posibles características de conducta en los trastornos del espectro autista, ciertos comportamientos comunes son evidentes. Es importante familiarizarse con ellos como fundamento para entender el impacto que tienen sobre la programación de la educación. Si bien no todas esas características serán las mismas en todos los casos diagnosticados, sí incluirán dificultades en las áreas de interacción social, comunicación, procesamiento sensorial y aprendizaje de nuevas destrezas.

En la tabla de las páginas 9-10 se proporciona un panorama general de algunas de las características de conducta comunes que se observan en lactantes y niños que padecen trastornos del espectro autista. Se debe observar que la tabla no incluye todo ni tiene la finalidad de servir para diagnosticar.

Las características varían a diferentes edades en cada niño que padece trastornos del espectro autista. Las características que suelen asociarse con los trastornos del espectro autista no son exclusivas del autismo, del síndrome de Asperger ni del trastorno generalizado del desarrollo no especificado y podrían aparecer en individuos a quienes se ha diagnosticado otras discapacidades.

Otras consideraciones en los trastornos del espectro autista

Aunque no se conocen las causas específicas de los trastornos del espectro autista, la investigación actual indica que la causa primaria es una forma de trastorno biológico o neurológico. Los trastornos del espectro autista no se consideran una enfermedad mental y no hay pruebas verosímiles que respalden el concepto de que la crianza de los hijos deficiente o inapropiada pueda causar trastornos del espectro autista. Otros factores se pueden asociar con el autismo o presentarse conjuntamente. Estos incluyen afecciones tales como disfunción cognoscitiva variable, el síndrome del cromosoma X frágil, trastornos epilépticos, trastorno mental, trastorno de hiperactividad por déficit de atención, ansiedad, depresión y trastornos obsesivo-compulsivos.

La comunidad científica continúa sus actividades en busca de respuestas a las preguntas aún sin contestar sobre el autismo. A medida que aprendemos más de dichas actividades y a medida que obtenemos más información de sus investigaciones, surgirán mejores programas educativos para las personas que padecen trastornos del espectro autista.


CARACTERÍSTICAS COMUNES DE LOS TRASTORNOS DEL ESPECTRO AUTISTA

Características sociales Características de comunicación

· Exhibe muy poco contacto con la vista.· Es posible que no pueda diferenciar entre un desconocido y las personas que ve todos los días o que no demuestre nerviosismo ante los desconocidos.· Es posible que posea una gama limitada de emociones: conducta inapropiada. · Es posible que no disfrute los juegos como escondidillas o tortitas de manteca.· Es posible que no demuestre estar consciente de los demás. A menudo demuestra muy poco o ningún interés por establecer amistad.· No suele iniciar/continuar el juego con los demás ni unirse a un grupo.· Es posible que no entienda las claves o señales sociales.· Es posible que se ría o grite de una manera inapropiada.· Es posible que no entienda la manera en que los demás expresan/sienten los estados de ánimo.· Es posible que se le dificulte relacionarse con los demás --falta de juego imaginativo.· Es posible que tenga temores extraños o falta de temor en situaciones de verdadero peligro.· Es posible que demuestre sus emociones de una manera inapropiada.· Es posible que se le dificulte la reciprocidad emocional y social.

· Sonríe muy poco o tiene rostro sin expresión.· Puede ser excepcionalmente callado.· No responde a su nombre o parece que no oye. · Puede parecer que no hace caso cuando alguien le habla.· Es posible que no balbucee. · El lenguaje puede estar demorado. · Puede tener ecolalia, bien sea repitiendo inmediatamente o más tarde las palabras o frases que escucha.· Decía algunas cuantas palabras pero ahora no.· A menudo se le dificulta imitar o usar ademanes y expresiones faciales apropiadas para comunicarse.· Es posible que se le dificulte iniciar la interacción con los demás.· Puede parecer que no le interesa comunicarse con los demás.· Es posible que no imite o que no demuestre destrezas de juego funcional y de imitación.· No señala ni dice adiós con la mano.
Características de conducta Características de aprendizaje

· Es posible que no le guste que lo carguen o que se ponga rígido cuando lo cargan.

· Exhibe movimientos repetitivos como sacudir la mano o el dedo o mecerse.

· Puede ser extremadamente sensible a algunos estímulos auditivos.

· Es posible que no responda a algunos estímulos auditivos.

· Puede exhibir uso estereotipado y repetitivo del lenguaje o lenguaje idiosincrásico.

· Puede perseverar en ciertas actividades.

· Puede demostrar preocupación persistente con ciertas partes de objetos.· Puede resistir cambios en la rutina; insistencia poco razonable en seguir la rutina.· Es posible que no sienta miedo ante un peligro real.· Puede explorar el medio ambiente por métodos impropios, como lamer, oler, tocar

· Evita mirar a otras personas.

· Evita el contacto con otras personas, prefiriendo tocar objetos.

· Su rendimiento será irregular en las áreas de destreza, en las cuales a veces demostrará ser excepcional en algunas de ellas.· Resiste los cambios en el entorno de aprendizaje.· Se le dificulta esperar o usar tiempo no estructurado.· Es posible que generalice sus destrezas a otros entornos.· Tiene problemas con el pensamiento abstracto y conceptual; requiere interacciones concretas. · Usa e interpreta el lenguaje literalmente; usualmente no lee las expresiones faciales ni el lenguaje del cuerpo, así como ninguna otra pista social.· Puede ser impulsivo o compulsivo o perseverar en ciertas actividades; su conducta es imprevisible.· Los estímulos auditivos o visuales pueden distraerlo. · Le cuestan trabajo las destrezas de organización, la planificación y la toma de decisiones.· Depende de las rutinas aprendidas, de las señales y de otros patrones aprendidos.
Bibliografía: American Psychiatric Association, Diagnostic and Statistical Manual for Mental Disorders-Fourth Edition-Text Revised (DSM-IV-TR), Washington D. C., 1994. Indiana University, Indiana Resource Center for Autism, “Factors Associated with Autism,” Autism TrainingSourcebook, University Affiliated Program of Indiana, 2853 E. 10th St., Bloomington, IN 47408-2607, pp. 16-17, <http://www.isdd.indiana.edu/~irca>. New York State Department of Health, Early Intervention Program, Clinical Practice Guideline, Report of theRecommendations, Autism/Pervasive Developmental Disorders, Assessment and Interventions for Young Children (Age 0-3 Years), Publication No. 4217, Tower Bldg., Room 208, Empire State Plaza, Albany, NY 12237-0618, 1999,<www.health.state.ny.us/nysdoh/eip/index.htm>. Training and In-service Autism Module, compilado por Gateway Society-Services for Persons with Autism, 4807 Georgia Street, Delta, BC V4KT21.